Bolivia no apoya la Declaración de Montevideo sobre Venezuela

 
Noticias
8 Febrero
09:01

Bolivia no apoya la Declaración de Montevideo sobre Venezuela

Bolivia no ha apoyado la declaración conjunta, adoptada en la reunión de Montevideo del Grupo de Contacto Internacional para Venezuela, dijo a Sputnik el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Diego Pary, y agregó que fueron los venezolanos quienes deberían encontrar soluciones a sus problemas.

"No debe haber ninguna solución impuesta. No debemos decirles a los venezolanos qué deben hacer. Son independientes y tienen derecho a la autodeterminación...Deben encontrar soluciones a sus problemas por sí mismos...No apoyamos esta declaración pero Bolivia se ha sumado al mecanismo de Montevideo.. Bolivia continuará participando en este grupo de contacto. No apoyamos solamente esta declaración", dijo Pary.

"Creemos en el diálogo. Estamos convencidos de que el diálogo es el único mecanismo que nos permitirá encontrar una solución de manera efectiva. También creemos que el diálogo debería ser como una agenda abierta y que los venezolanos deberían determinar esta agenda", señaló el diplomático. .

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de España, Josep Borrell, dijo que España se opone a cualquier intervención militar en Venezuela. El ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo a Sputnik que las sanciones impuestas contra Venezuela, en realidad, se imponen al pueblo venezolano y empeorarán la crisis humanitaria en el país.

"Lo que se toma más y más acciones, las sanciones contra Venezuela, en términos reales, son acciones contra la gente", dijo Ebrard. "Así que la crisis humanitaria va a ser peor".

A fines de enero, la Unión Europea anunció el establecimiento del Grupo de Contacto Internacional, compuesto por representantes de Francia, Alemania, Italia, los Países Bajos, Portugal, España, Suecia y el Reino Unido, junto con Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay.

La creación del Grupo de Contacto Internacional se produjo después de que la Unión Europea concediera al presidente venezolano Nicolás Maduro ocho días para organizar nuevas elecciones presidenciales. La fecha límite pasó el fin de semana. Varios estados miembros de la UE reconocieron a Guaido como presidente interino de Venezuela.

Sin embargo, cuatro estados miembros de la UE han optado por abstenerse de respaldar a Guaido, incluidos Italia, Irlanda, Grecia y Eslovaquia.

Rusia reconoce a Maduro como el presidente legítimo de Venezuela y ha caracterizado la decisión de la UE de reconocer a Guaido como una interferencia directa en los asuntos internos de Venezuela.

Diferencias con el mecanismo de Montevideo

Los objetivos de la declaración final de la conferencia internacional es diferente al mecanismo de Montevideo propuesto por los cancilleres de Uruguay y de México, Marcelo Ebrard, en el cual se establecieron cuatro fases para lograr el diálogo en Venezuela entre las partes involucradas.

–Primera fase: Un diálogo inmediato y la generación de condiciones necesarias para lograr un contacto entre las partes implicadas en el conflicto.

–Segunda fase: Negociación, presentación de la los resultados del diálogo y un espacio para la flexibilización de posturas que permita encontrar puntos en común entre las partes.

–Tercera fase: Compromiso y suscripción de los acuerdos.

–Cuarta fase: Implementación y materialización de los acuerdos con el apoyo de un acompañamiento internacional.

Sin embargo, los representantes de México y Bolivia destacaron que la declaración del denominado Grupo Internacional de Contacto (IGC, por sus siglas en inglés) plantean puntos injerencistas en los asuntos internos de Venezuela, ya que pretende imponer acciones que no son de su competencia.

Según lo leído por el canciller uruguayo Nin Novoa, el grupo pretende nuevas elecciones presidenciales, desconociendo las celebradas en mayo de 2018, en las cuales ganó el presidente Nicolás Maduro con el 67 por ciento de los votos.

Además, que se permita el ingreso de una “ayuda humanitaria”, denunciada por el Gobierno venezolano como una excusa para lograr la intervención en la nación suramericana.

Al respecto, el canciller boliviano Diego Pary aseveró que su Gobierno no se adhirió a la declaración porque “no podemos acompañar un texto que haga referencia a la realización de elecciones (…) este es un tema interno de Venezuela y ellos son los que deben definir sus dificultades y de qué manera los van a resolver”.

Asimismo instó a los países que han ejecutado sanciones ilegales y unitarias contra Venezuela a que las levanten, ya que considera que “el bloqueo a Venezuela es aquello que está afectando la economía” de la nación.

Fuente

Рубрика: 

Последние публикации

Популярные статьи