Estados Unidos está de lado de las fuerzas antidemocráticas en Venezuela

 
Noticias
13 Diciembre
13:43

Estados Unidos está de lado de las fuerzas antidemocráticas en Venezuela

El presidente Maduro ha acusado a los Estados Unidos de actividades secretas en el país, pero la embajada de los Estados Unidos es muy abierta con respecto a algunos de ellas.

Un día después de la aplastante victoria del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en las elecciones municipales del domingo, la Embajada de los Estados Unidos en Caracas tuiteó contra su validez a pesar de la amplia participación de las fuerzas políticas locales y los partidos de oposición.

“Las elecciones para los consejos municipales, en las que el régimen de #Maduro desacreditó a los partidos de la oposición, fueron profundamente defectuosas. "Apoyamos a los comprometidos con la democracia y pedimos al régimen que la restablezca en #Venezuela", escribió la embajada en Twitter el lunes.

Los ciudadanos venezolanos y los extranjeros con más de 10 años de residencia en el país pudieron elegir a 4,900 concejales y sus cargos de diputados, para los cuales participaron 51 organizaciones políticas, entre ellas 21 que son partidos políticos nacionales, 11 regionales, 5 partidos indígenas nacionales y 14 regionales indígenas organizaciones. Algunos partidos de derecha decidieron abstenerse, pero Acción Democrática y Primero Justicia sí participaron.

Elección después de la elección, los Estados Unidos y otros países han apoyado la decisión de los partidos de oposición de abstenerse del proceso, lo que lleva a victorias importantes por parte del PSUV, el partido del presidente Nicolás Maduro y sus aliados. A pesar del fracaso de la estrategia, la embajada argumenta que el sistema electoral está manipulado por el partido gobernante y ha impuesto sanciones personales a Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) "por impulsar activamente las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, como así como colaborar de alguna manera para socavar la democracia o los derechos humanos en Venezuela", como se afirma en un tweet del 6 de diciembre del 2018.

El gobierno de los Estados Unidos sigue sancionando a los servidores públicos de Venezuela, como el ministro de comercio exterior, Alejandro Fleming, a quien culpan por su "asociación con un importante motor de corrupción en Venezuela y el mercado negro que rodea al régimen oficial del tipo de cambio".

Pero los ataques no solo se limitan a palabras y sanciones. El miércoles, Maduro dio una conferencia de prensa sobre las elecciones municipales y acusó a John Bolton, asesor de seguridad nacional del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de conspirar para asesinarlo.

Según Maduro, hay un plan alentado por Bolton para entrenar a fuerzas mercenarias que ejecutarán falsos positivos a las fuerzas militares en la frontera con Colombia para confundir a la opinión pública y justificar un ataque a Venezuela. Citando información del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional de Venezuela (SEBIN), el esfuerzo conjunto es entrenar a 734 mercenarios colombianos y venezolanos para un grupo paramilitar llamado G8.

El 7 de diciembre del 2018, la embajada conmemoró "tres meses desde que Juan Requesens fue encarcelado ilegalmente", diciendo que "hay más presos políticos en las cárceles civiles y militares en Venezuela en días que en un año".

Requesens, un legislador de la oposición, fue acusado por el SEBIN de participar en el fallido intento de asesinato contra Maduro en agosto.

Maduro también denunció el comportamiento de la embajada y dijo que "hace declaraciones de forma permanente como si fuera otra institución en Venezuela", entrometiéndose en los asuntos internos del país sudamericano.

Fuente

Рубрика: 

Последние публикации

Популярные статьи