Fiscal General de Venezuela: Legislador de extrema derecha vinculado a ataque con terrorista con drones se suicidó

 
Noticias
11 Octubre
12:55

Fiscal General de Venezuela: Legislador de extrema derecha vinculado a ataque con terrorista con drones se suicidó

A pesar de las acusaciones de juego sucio, la autopsia de Fernando Albán muestra que murió luego de saltar desde una ventana del décimo piso mientras estaba bajo custodia policial.

Se está llevando a cabo una investigación exhaustiva en Venezuela para examinar los eventos relacionados con la muerte del concejal de Caracas Fernando Albán, quien falleció el lunes. Las autoridades declararon que se suicidó lanzándose desde una ventana del décimo piso momentos antes de ser llevado a la corte.

Albán (56), un miembro prominente del partido Primer Justicia (PJ), había sido arrestado en el aeropuerto de Caracas el viernes pasado llegando de Nueva York. Estaba a la espera de un juicio acusado de magnicidio frustrado (intento de asesinato del jefe de estado) y conspiración por su presunta participación en los eventos del 4 de agosto, cuando dos drones con bombas explotaron a poca distancia del presidente Nicolás Maduro en televisión en vivo.

Se había desempeñado como concejal durante seis años, y aparentemente planeaba retirarse de la política para abandonar Venezuela y vivir con su esposa e hijos en los Estados Unidos.

Durante el fin de semana, el ministro del Interior de Venezuela, Néstor Reverol, afirmó que había "mucha evidencia" de la participación de Albán en el ataque terrorista.

La periodista de TeleSur, Madelein García, también twiteó que "Albán ya dijo que era el hombre vinculado a Julio Borges [acusado cabecilla del ataque]  en Venezuela y recibió recursos para el magnicidio y [otras] actividades desestabilizadoras".

Las investigaciones sobre el intento de asesinato presidencial del 4 de agosto, así como las confesiones de los perpetradores en el terreno, han llevado a la detención de casi 30 personas, incluido el legislador de Primero Justicia, Juan Requesens. El líder de PJ y ex presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, quien actualmente se encuentra autoexiliado en Colombia, también fue nombrado en cintas de confesión publicitadas y se emitió una orden de arresto para su detención. Hasta ahora, tanto las autoridades colombianas como las estadounidenses no han podido extraditar a Borges y a una serie de otros ciudadanos acusados ​​de estar involucrados.

Borges, Requesens y Albán fueron colegas en el partido de Primero Justicia, que fue prominente en la violencia callejera del 2014 y el 2017. Fueron vistos con frecuencia juntos y también tenían una estrecha relación de trabajo en el grupo de presión con sede en Estados Unidos que impulsó a la Casa Blanca a imponer sanciones a Venezuela. Si hubiera sido declarado culpable de estar involucrado en el intento de asesinato, Albán enfrentaba una larga sentencia de prisión.

La noticia del fallecimiento del concejal fue publicada por el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, quien confirmó el lunes que Albán se había arrojado desde una ventana en el décimo piso de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), donde se encontraba recluido.

Reverol luego agregó que "Mientras lo trasladaban a la sala del tribunal y estaba en la sala de espera del SEBIN, se lanzó desde una ventana del edificio, cayendo y causando su muerte".

"El vicedirector de la policía ha recibido instrucciones para formar un equipo multidisciplinario para investigar", continuó diciendo, describiendo la muerte como "lamentable".

Saab luego agregó que dos investigadores especiales han sido asignados al caso, uno especialista en derechos humanos y el otro en homicidios. "Tengan la certeza de que aquí siempre llegaremos al fondo de las investigaciones y buscaremos la verdad", dijo a la comunidad internacional el miércoles.

Críticos del gobierno cuestionan causa de muerte

Los miembros de Primero Justicia y de otros partidos de derecha se apresuraron a cuestionar el informe de las autoridades sobre los hechos, afirmando que los agentes de SEBIN habían torturado y asesinado a Alban, arrojando su cuerpo desde la ventana. Afirmaron que Alban era un hombre religioso que era poco probable que se hubiera suicidado.

En medio de tales denuncias, los diputados de derecha de la difunta Asamblea Nacional y activistas de Primero Justicia realizaron un desfile funerario y vigilia en honor de Alban en Caracas el martes.

Aunque hasta el momento no se han presentado pruebas para respaldar las reclamaciones de la oposición, el abogado de Alban, Joel García, quien fue uno de los últimos en verlo con vida, declaró el domingo que "podríamos hablar con él, está bien, un poco cansado. Debido a la intensa interrogación".

García también comentó que "no fue golpeado, estaba bien" y aclaró que todos los procedimientos administrativos relacionados con la emisión de una orden de arresto se habían seguido correctamente.

El informe de la autopsia de Alban, que se entregó a su familia el lunes por la tarde junto con sus restos, indica las causas de la muerte como "traumatismo craneoencefálico y facial grave, shock hemorrágico secundario y traumatismo abdominal, torácico y pélvico causado por la caída".

Hablando para la prensa el miércoles, Saab explicó que el informe demuestra que Alban no fue asesinado por funcionarios del SEBIN, sino por la caída.

"El fallecido presentó múltiples fracturas en diversas áreas (cabeza, tórax y extremidades) producidas por su caída, con cuatro heridas que mostraron signos de reacción vital, lo que determina que la víctima estaba viva en el momento del impacto", afirmó. La reacción vital se define como "la respuesta de un organismo vivo a un trauma, respuesta que no aparece en teoría cuando el agente traumático ejerce su acción después de la muerte".

Al revelar los resultados de la autopsia, Saab invitó a quienes desafiaron los hallazgos oficiales a "auditarlos". También aclaró las supuestas disparidades entre los eventos descritos por él mismo y el ministro Reverol, y explicó que Alban "pidió ir al baño y corrió hacia una ventana panorámica en el pasillo del que se tiró".

El Fiscal General también sugirió un posible motivo de suicidio, citando una gran cantidad de material audiovisual en el teléfono de Alban. El contenido no fue divulgado, pero puede estar vinculado a las acusaciones que enfrentaba.

La comunidad internacional se une al coro de la oposición.

Los gobiernos de derecha, aliados estrechamente con los partidos antigubernamentales de Venezuela, también se apresuraron a ejercer presión sobre Caracas, pidiendo una investigación independiente sobre la muerte de Alban.

La embajada de los Estados Unidos en Caracas "condenó enérgicamente" lo que calificaron como "una nueva violación de los derechos humanos" y describió la muerte como "sospechosa y violenta".

La Casa Blanca luego emitió una declaración pública en la que acusó directamente al gobierno venezolano de estar detrás de la muerte.

"Estados Unidos condena la participación del régimen de Maduro en la muerte del concejal de la oposición venezolana Fernando Alban", se lee en el comunicado.

Bob Corker, presidente republicano del Comité de Asuntos Exteriores del Senado de los Estados Unidos, se encontraba en Caracas en ese momento, donde, según informes, se reunió con representantes del gobierno y de la oposición, y describió la tragedia como "preocupante".

De regreso en Washington, Corker dijo a la prensa que había tenido "una muy buena reunión con Maduro", y que "fuimos a tener una idea de cómo avanzar y hay un par de opciones". Corker debía reunirse ayer con el Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo más tarde hoy.

"Hoy en Venezuela, Fernando Albán, un joven líder de la oposición, murió mientras estaba bajo la custodia del gobierno. Esto es perturbador y el gobierno tiene la responsabilidad de garantizar que todos comprendan cómo pudo haber sucedido".

- Senador Bob Corker (@SenBobCorker) 9 de octubre de 2018

Siguiendo a la cúpula regidora de los EE.UU., los gobiernos de Argentina, Brasil, Alemania, España y el Reino Unido, así como el Grupo de Lima y la Unión Europea, también agregaron sus voces a los pedidos de una investigación.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) también se pronunció diciendo que "hay mucha especulación de lo que sucedió, si fue un suicidio, si fue arrojado, si fue maltratado, y es por eso que necesitamos una investigación independiente y transparente. Para aclarar las circunstancias de su muerte".

"Investigaremos todos los eventos relacionados con la situación de los derechos humanos en Venezuela", explicó Ravina Shamdasani  del CDHNU. "No puedo decir en este punto si este caso formará parte de la investigación o no".

Fuente

Рубрика: 

Последние публикации

Популярные статьи